Tus padres podrán ver el importe total del gasto mensual y el saldo actual de tu tarjeta, pero no podrán ver el detalle de cada una de tus compras. 

Tu padre o madre podrá reducir los límites de tu tarjeta, establecer si puedes o no realizar compras online, hacer uso del cajero o desactivar tu tarjeta, también puede modificar las cantidades de cada límite tantas veces como quiera.  

¿Encontró su respuesta?