Mitto nació como una tarjeta bancaria que tiene como finalidad que los padres puedan enviar dinero a los hijos al instante y con total tranquilidad. La tarjeta está disponible para personas a partir de 14 años. 

Si eres mayor de 18 años, no es necesario que tu padre o madre se registren para que puedas disfrutar del servicio.

Si eres menor de 18 años, para todo el proceso de tramitación de tarjeta y envío de dinero, es imprescindible la figura de tu padre o madre.

¿Encontró su respuesta?