Cuando efectúes compras online o registres tu tarjeta a una tienda online, es posible que el comercio te retenga una pequeña cantidad de dinero en el momento de vincular tu tarjeta. Esa retención la realizan las tiendas online para comprobar que la tarjeta que utilizas es válida y que los pagos que harás en un futuro serán correctos. 

Por ejemplo, las webs de Amazon y Google Play acostumbran a retener 1€, mientras que PayPal retiene 1,50€. Podrás consultar la retención que se te aplicará en la sección de Ayuda de cada tienda online donde realices tu pago para consultar qué cantidad te pueden retener.

¿Encontró su respuesta?