Mitto se diferencia de una tarjeta de crédito o prepago porque los jóvenes sólo pueden hacer compras online o en tiendas físicas únicamente con el dinero que tú le transfieras. 

Esto quiere decir que tu hijo/a no podrá hacer compras por una cantidad superior a lo que le hayas transferido, de esta forma contamos con mayor seguridad y te permitirá prepararle para el futuro educándole sobre el consumo. 

Mitto no es un banco, pero es conveniente, seguro y sobre todo fácil. 🤩

¿Encontró su respuesta?